By Lissette Rondon

By Lissette Rondon
By Lissette Rondon

¿QUE BUSCAS?

domingo, 21 de marzo de 2010

El Beso de Judas.

Según el evangelio, en el año 33 de la era cristiana Judas Iscariote, delato a Jesús de Nazaret, en el Huerto de Getsemaní, mediante un beso. Este beso ha sido desde entonces, simbolo de la traición.
Yo creo que todos en el transcurso de nuestras vidas nos hemos sentido traicionados alguna vez por alguien muy querido.
Lo más importante es entender lo que debemos hacer ante una traición.
Tengo varias cartas de fans escritas sobre amigas que traicionan amigas, por un trabajo, por un hombre, por dinero, en algunos casos por diversión y algunas veces solo porque así es la naturaleza de estas personas.
Que debemos hacer ante un acontecimiento tan devastador como lo es sentirse traicionado?
Que debemos hacer ante la rabia e impotencia?
En la mayoría de las cartas, lo que más me preocupa, es como todas están pensando en vengarse, por lo sucedido.
Pero chicas, que mejor ejemplo que el mismo Jesús en el evangelio, vengarse solo empeorará las cosas, y solo nos perjudicaríamos a nosotras mismas.
Hay que cerrar el capitulo con esa persona, perdonar y olvidarse de ella.
Cuando digo perdonar no estoy diciendo, perdonar para volver a ser amigas, no lo creo sinceramente, sobre todo que cuando hablamos de la palabra traición, que es un acto realizado con alevosía, obviamente no podemos confiar en alguien así, mucho menos brindar nuestra amistad.
Pero pienso que en la vida cada quien tiene lo que merece, ya sea ahora en el presente o en un futuro, todo es consecuencia.
Perdonemos en el sentido de olvidar y no albergar sentimientos de rabia, es como perdonarnos a nosotros mismos por sentirnos de esa manera. Lo demás hay que dejárselo a Dios, que el sabiamente se encargará de poner a cada quien en su sitio, sin necesidad de que movamos un dedo.
Duele enfrentarse a gente falsa y malvada que conspira todos los días para satisfacer sus problemas de autoestima, porque créanme eso es consecuencia de una autoestima muy baja que genera esta clase de sentimiento, envidia, y por ende traición.
Pero no podemos hacer el rol de “El Conde De Monte Cristo” y planificar una venganza que solo nos envenenaría a nosotros mismos.
Aunque el libro de Alejandro Dumas es divino y uno disfruta mucho esa segunda oportunidad de encontrarnos frente a frente con nuestro enemigos, les digo, no vale la pena, es perder nuestro valioso tiempo en una causa innecesaria .
Y si han visto la película también, verán que dá el mismo mensaje, al final, que lo mejor es seguir adelante en busca de nuestra felicidad.
Así, que en lugar de vengarnos como “El Conde De Montecristo“, tomemos nuestro tesoro, que es nuestra amistad, y reencontrémonos con nosotros mismos, sobre todo no juzguemos a los demás, por lo que nos acaba de pasar, pués, todavía hay mucha gente buena allá afuera a quien vale la pena ofrecérsela, simplemente debemos ser más exclusivos, ya que es nuestro tesoro y no se le puede dar a cualquiera.
Si después de haber leído todo esto, persisten en vengarse, les dejo mi frase preferida que me ha ayudado a pasar con la frente en alto situaciones de traición.
La mejor venganza es tener éxito y ser feliz!!!

No hay comentarios: