Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 10 de marzo de 2010

El Destino está escrito, o lo creamos?

El Destino según se cree es el poder sobrenatural que guia las vidas de cualquier ser.
Muchas leyendas y cuentos griegos enseñan que es inútil tratar de cambiar un destino que ha sido predicho. Pero existe verdaderamente prueba de ello?, debemos creer que nuestro destino está escrito o simplemente debemos crearlo a nuestra manera?

Desde el punto de vista religioso el destino es un plan creado por Dios, que no puede ser modificado de ninguna manera, mientras que el conocimiento judeocristiano rechaza de plano la existencia de una predestinación absoluta, debido al libre albedrío.

Los griegos llamaban destino “ avavkn ” (Ananké) y lo consideraban una fuerza superior no solo a los hombres incluso a los dioses mismos.
Una de las obras de literatura más famosas y precisamente por enfocarse en el destino, es la obra de Sófocles, “Edipo El Rey "
Donde el personaje principal “Edipo” trata de escapar de su destino huyendo de Corinto, para no matar a quien el cree su padre.
Y en un cruce de caminos, es atacado por su verdadero padre, provocando un enfrentamiento donde “Edipo" desata toda su ira dando muerte al mismo, cumpliéndose así, las profecías dichas a “Edipo" en el oráculo.

Si bien es cierto, según los griegos no podemos huir de nuestro destino , como es que hay tantas historias de gente exitosa que decidieron lo que quería hacer con sus vidas y lo lograron?. Aún en contra de todos los obstáculos que muchas veces la gente piensa son señales para desistir, estas personas no se dieron por vencidos, persistieron hasta alcanzar el éxito, en contra de todas las probabilidades. Estuvo escrito el destino para ellos?. Debemos pensar que no se cumplió? . O simplemente hay opciones para escoger en un destino supuestamente escrito?

Por ejemplo, Henry Ford fué un hombre de origen pobre pero tenía una visión global y cuando comenzó a crear sus primeros autos mucha gente pensaba que no llegaría a ninguna parte. Aún cuando enfrentó la bancarrota de su primera compañía, siguió mejorando los prototipos de sus carros, continuó trabajando en su visión
Que pasó con las prediciones de todo el mundo sobre Henry Ford, en ese entonces? Estuvieron erradas?. Tal vez si , Tal vez no, lo que si sabemos con certeza es que Ford estaba decidido a crear su destino, el resto ustedes la conocen.

Otra Historia sobre desafiar al destino muchas veces y lograr lo que se desea, es la del Coronel Sanders, el creador de Kentucky Fried Chicken (El famoso pollo frito) a la edad de 65 años, confiado en la calidad de su receta y armado de una determinación inquebrantable, decide crear una franquicia e ir al banco para solicitar su primer crédito, sin embargo este banco no compartió su entusiasmo, ni el segundo, ni el tercero y así sucesivamente.
Al mismo tiempo, que todo el mundo le aconsejaban no seguir insistiendo y dedicarse a otra cosa, la gente en su entorno consideró que ese no era su destino, pero el Coronel siguió adelante con su persistencia.
Quieren saber cuantos bancos visitó? 1006 bancos.
Mas tarde el banco 1007 decide prestarle el capital de inversión que el buscaba y lo demás es historia. Los restaurantes KFC (Kentucky Fried Chicken), están dispersos en más de 100 países en todo el mundo. Otro que hizo su propio destino.

Pienso particularmente que todo está en nuestras mentes y que si creemos que nuestro destino está escrito y debe pasar de una manera u otra así será, si pensamos insistentemente en lo mismo.
Somos todo lo que pensamos constantemente, y si decidimos que podemos lograr nuestras metas o no, que podemos crear nuestro destino o creemos que esta escrito de una manera específica, siempre estaremos en lo cierto, de nosotros depende.
Cultivemos nuestros pensamientos diariamente con las cosas que deseamos, nuestras metas y nuestros deseos.
Porque el destino comienza en nuestras mentes con las cosas que a diario pensamos.


“Siempre se ha creído que existe algo que se llama destino, pero siempre se ha creído también que hay otra cosa que se llama albedrío. Lo que califica al hombre es el equilibrio de esa contradicción."
Gilbert Keith Chesterton
(escritor inglés)