By Lissette Rondon

By Lissette Rondon
By Lissette Rondon

¿QUE BUSCAS?

viernes, 16 de marzo de 2012

Mujeres Impactando Vidas: La historia de Iris Caballero



by Alba Gallo.
Nací el 27 de Septiembre de 1976 en San Ignacio Francisco Morazán  en Honduras. Mis padres fueron Oscar Mardoqueo Caballero e Iris Yolanda Pereira.

Me cuenta mi madre que mi papa eligió mi nombre--una persona me pregunt
ó unos años atrás ¿te has fijado en tu nombre? Eres tan importante tanto para quien eligió tu nombre como para el mundo, encontrando que mi nombre es la parte más importante del ojo y el ojo es gran parte importante del cuerpo…no es casualidad mi vida tiene un propósito grande y estoy en eso… 

Tuve la dicha de disfrutar mi primaria en el pueblo de mis abuelos-padres. Fui hija mayor de mi madre, sus 7 hermanos la llamaban “Yola” y yo decidí llamarla igual.  

Viví en el campo después de 6 años en la capital Tegucigalpa, fue como soltar a un animalito enjaulado, me convertí en la defensora de los niños tímidos e indefensos y les enseñaba trucos que había aprendido en la capital.

Una anécdota no muy agradable; mi abuelo era muy estricto y él creía que niñas jugaban con niñas. El pensaba que yo rompía muy seguido esa regla -en cierta ocasión me fui a bañar a un pozo y mi abuelo llego del trabajo y pregunto por mí. Mis tía contestaron "en el rio", mi abuelo fue al rio encontrándolo repleto de niños y mi hermana y yo bañándonos de lo más rico.

Mi abuelo tomó una vara de un árbol y me dijo “Iris a la casa” fueron tres latigazos en las piernas mojadas. Fue la única vez que mi abuelo me peg
ó tan duro. 
Luego retorné a la ciudad con muchos sueños de ser una gran maestra-en ese pueblo la persona más influyente era mi maestra y yo pensaba "yo quiero ser como ella", lamentablemente me encontré una realidad dolorosa, mi madre se había casado con un hombre con dependencia al licor y eso impactó mi vida y a mis 14 años me tocó ver muchas veces a mi madre golpeada con moretones en la cara y muchas partes del cuerpo, yo no podía entender porque ella no hacía nada al respecto.

Comencé a tener tanta rabia que soñaba como deshacerme de ese hombre, entrando en razón que eso no estaba bien, que debía buscar otras alternativas. En ese tiempo conocí a un militar 10 años mayor que yo, quien me dijo que me ayudaría a salir de esa situación tan dolorosa. Me fui con él, nos casamos un año después y tuve mi primera niña Iveth- dos años después nació Nancy, comenzando a darme cuenta que esa vida militar que mi esposo nos imponía a mis hijas y a mí no estaba bien y que no éramos felices.

No podía vestirme de ropa pegada o un vestido corto, a mis 18 años, yo lucia m
ás como una monja que como una muchacha de mi edad, además de ser cristiana- porque yo acepté a Cristo en mi corazón a los 7 años, pero todo lo que había aprendido hasta ese entonces era fanatismo y reglas. 

Con todo eso no veía mi futuro muy claro y no había terminado ni la secundaria. Estudi
é belleza además de corte y confección y a mis 19 años me estaba divorciando de un hombre violento ya que cuando decidí protestar empezaron los golpes, gracias a Dios salí viva de esa relación. 

Mi relación con mi madre no fue buena, estuvimos separadas debido a que ella era quien trabajaba en la ciudad para mantener a mis dos hermanos, todos terminamos en manos de mi abuela, que fue quien nos cuid
ó mientras ella trabajaba. 

Con mi hermano Eber (que es el segundo) tuve muy buena relación, con mi hermana Jenny (la tercera) también aunque por tener 5 años menos, mi “partner” era mi hermano. Luego nació un tercer hermano el cual mis abuelos dijeron no más. Mis abuelos tenían 6 hijos a cargo y tres de mi madre y lógico ya estaban cansados, así que le dijeron a mi madre “lo sentimos pero no podemos con un hijo mas.”

Mi madre todavía seguía sola- mi hermano y yo éramos del mismo padre; él nunca se responsabilizó y el padre de Jenny viaj
ó a Estados Unidos y murió en un choque. El padre de mi tercer hermano al parecer no era soltero, así que mi madre tomo la decisión de darlo en adopción a una prima que era estéril. 

Dos años más tarde, se casa nuevamente mi madre y nace mi último hermano Orlin Cristóbal quien murió en Honduras debido a un disparo en el corazón en un asalto que se realizaba en el auto bus en el que viajaba.

A pesar de todas las dificultades, me convertí en empresaria con dos negocios y fu
í  asaltada 7 veces; dije “me voy a otro país o me mataran acá” y viaje a Miami sola. 
 Un año después me casé con un cubano con el cual tuve mi tercera hija Jennifer. Lamentablemente mi hija fue diagnosticada con neurofibromatosis y eso desplomó a mi esposo, refugiándose en el licor y yo decidí divorciarme ya que comenzó la violencia en casa y yo no quería por ningún motivo que mis hijas vivieran esta amarga experiencia.

Después de mi tercera hija me operé dije “no más hijos”, ya que estaba luchando sola por mis adoradas hijas. Para mi sorpresa luego de un corto noviazgo quedé embarazada de mi bebe David fue un regalo que DIOS me dio. Lamentablemente su padre fue deportado—seguí como madre soltera con mis cuatro hijos y en esa etapa del embarazo y saliendo del proceso de violencia domestica.

Me encuentr
é con personas que me ayudaron, porque estar sola con tres hijas y otro en camino y sin trabajo es duro. La mejor opción fue vivir en un refugio de personas sin hogar o refugio para víctimas de violencia domestica. Allí conocí a mi ángel llamada Mercedes, de la organización “Lideres de Paz”. Mercedes consiguió apoyo y rentó una casa donde viví por 6 meses con otras chicas en igual condición y hasta que mi hijo tuvo un mes de nacido. 

Todo este proceso doloroso me ha hecho entender el objetivo de mi vida desde ese entonces no he parado de prepararme en este tema y he sido voluntaria en varias organizaciones tales como “Lideres de paz” y “Mi línea de ayuda”.

Hace un año participé en una organización sin fines de lucro con el mismo objetivo de ayudar e informar los derechos que tiene cada ser humano que pasa por este proceso.

Hoy día, he creado el ministerio “Renovados como Águila, Corp.”-- lo he creado con el fin seguir informando a cada madre que queda desamparada de sus derechos legales y prestarle ayuda para su sanación interior.

Esa es mi meta, además he creado una empresa con el fin de facilitar empleo a mujeres que pasen el proceso de recuperación para ayudarlas a convertirse en mujeres con solvencia económica, ya que la mayoría soportan golpes por no tener un empleo. Pensé en una compañía de limpieza ya que todas sabemos limpiar y es una necesidad en este país, así nació: “RCA Cleaning Services Corp.”

Actualmente vivo en el área de Kendal en Miami, donde DIOS me regaló mi casa, desde allí trabajo en estos dos proyectos al mismo tiempo que cuido a mis hijos menores-- mis hijas mayores se independizaron; Iveth ya es asistente médico y estudiante de enfermería como yo y Nancy está terminando el 12 grado; Jennifer esta en el primer año de primaria y David en VPK.

Soy Vicepresidente de la organización “Miami Interamericana Lion Club”, miembro de los “Hípicos USA” y del “Movimiento Mundial Dariano.”

Esta es mi auto biografía espero sirva de ejemplo y guía a muchas otras mujeres. ¡DIOS las bendiga a todas.

Contactos a Alba Gallo, favor escribir a: alba_gallo@yahoo.es 
Sigue "Mujeres Impactando Vidas en facebook:
http://www.facebook.com/pages/MUJERES-IMPACTANDO-VIDAS/78931829882


No hay comentarios: